Business Intelligence no es lo mismo que Big Data

Business Intelligence y Big Data

En los tiempos que corren, la transformación digital es un tema recurrente. En dicha transformación juegan un papel fundamental las tecnologías de análisis masivo de información, siendo muchas las empresas que utilizan soluciones de Business Intelligence (BI) y Big Data (BD) para analizar la gran cantidad de datos que se generan como consecuencia del desempeño de su actividad diaria. Ambas soluciones hacen posible evaluar grandes cantidades de información que permiten a la empresa tomar decisiones basándose en datos objetivos y no en meras suposiciones, lo que conlleva una reducción drástica del riesgo asociado a la toma de decisiones empresariales.

Debido a sus similitudes, ambas soluciones generan mucha confusión entre directivos, emprendedores y empresarios de todo el mundo. Por esta razón, es importante definir algunas claves para conocer sus diferencias, y una buena manera de comenzar es definiendo cada una de ellas.

Podríamos definir el concepto Business Intelligence o inteligencia empresarial como la metodología de gestión empresarial que capacita a una organización para tomar decisiones de negocio basándose en datos, que han sido tratados previamente, para ser convertidos en información.

En cambio, el Big Data podría definirse como el ecosistema de tecnologías y herramientas capaces de recoger, almacenar y procesar grandes volúmenes de datos en tiempo y coste asumibles para una organización.

Por lo tanto, mientras el Big Data se centra en recopilar, almacenar y procesar grandes cantidades de datos mientras que el Business Intelligence está más enfocado en los procesos de transformación y análisis de dichos datos para convertirlos en información relevante para la toma de decisiones.

El dato como denominador común

En resumidas cuentas, se puede decir que la fuente de todo proceso de BI ha sido siempre el dato y en la actualidad este ha cambiado hasta volverse masivo. En este sentido, al conjunto de tecnologías capaces de tratarlo, lo llamamos Big Data.

Entrando un poco más en detalle, pasamos a concretar y enumerar sus principales diferencias.

  • Los tipos de datos que analizan. El Big Data analiza un volumen de datos ingente sin importar si estos, son estructurados o no estructurados. El Business Intelligence se centra solamente en los primeros siendo almacenados en una base de datos tradicional.
  • Tipo de almacenamiento. El BI utiliza un servidor central mientras el BD recurre a un sistema de ficheros distribuidos.
  • Que se hace con la información. El BI traslada los datos a la función mientras que el BD lo hace a la inversa.
  • Rapidez de acción. En esto el Big Data no tiene competencia, su capacidad de llevar a cabo análisis masivos de forma paralela no tiene rival.

Sin embargo, debemos darle al BI el valor que merece, ya que ha servido para analizar datos de empresas de todo el mundo durante sus ya casi tres décadas en funcionamiento, y eso es algo a tener en cuenta.

Las soluciones de BI deben ser intuitivas y de fácil manejo, para que el usuario final pueda interpretar los resultados y darles valor sin depender del departamento de IT ni complejos analistas y que, además, le aporten la certeza de que los datos son coherentes, eliminando datos nulos o irrelevantes.

El momento es ahora, las empresas deben apostar por soluciones de BI que les permitan la consecución de sus objetivos, analizando los datos que poseen para de esta manera avanzar en el conocimiento de sus clientes y competidores, sin olvidarnos de sus propias fortalezas y debilidades. Todo ello, les permitirá reducir los riesgos asociados a la toma de decisiones definiendo estrategias certeras y bien planteadas.

No te quedes fuera de juego y aprovecha el momento. Otros ya lo están haciendo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso legal y la política de privacidad.
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.